Tragedia en el Lago Cardiel| Una cordobesa dio su vida para salvar un nene: el dolor de la mamá

Marilena Bossio, tenía 26 años, era cordobesa y médica veterinaria y dio su vida para salvar a un niño de 8 años, al naufragar en kayak en el Lago Cardiel, de Santa Cruz. Un fuerte viento dió vuelta los kayaks en los que paseaban ellas y seis personas más.
La tragedia dejó cuatro muertos, aunque uno de los cuerpos todavía no apareció. Además de la joven, fallecieron Daniel Barría (33), presidente del Concejo Deliberante local; su hermano Javier Barría (29), quien trabajaba como bombero de la Policía (lo seguían buscando en la mañana de este lunes); y Elsa Raquel Martínez (49).
Marilena, se sacó su chaleco y se lo dio al niño de 8 años, quien estuvo a la deriva durante 4 horas hasta que fue rescatado.
En diálogo con Arriba Córdoba, la mamá se refirió con mucho dolor a lo ocurrido.
"Era un ser de luz, era un maravilloso ser humano. Nos enseñaba todo, proteger la naturaleza, los animales, ser una buena persona", dijo acongojada.
"Era una gran nadadora...ella era así de ofrecerlo todo sin mirar las consecuencias. No dudo que haya dejado su salvavidas por un niño. Sospecho que se debe haber ahogado, porque el oleaje era muy fuerte.

Acá mi hija es una heroína, nos llena de orgullo pero como papás, uno quiere tener a los hijos bajo el alero, pero mirándolos a los ojos entre los brazos. Los traemos al mundo y hacemos tanto sacrificio. No nos sirve mucho un héroe, porque solamente tendremos sus cenizas", manifestó la mamá.